Si sientes que no estás al 100%, no te sientes cómodo con tu peso o composición corporal o tienes problemas digestivos. 

Si tienes ansiedad con la comida o padeces enfermedades crónicas como diabetes, enfermedad inflamatoria intestinal, esofagitis, fibromialgia, cansancio crónico...

O si tienes síntomas repetidos que no encuentran su causa , el tratamiento nutricional puede ayudarte. Ven a conocerme y estudiaré tu caso en detalle.